13.- LA OSA O “ESTRELLA POLAR”, SIEMPRE A LA IZQUIERDA

        Probablemente para evitar que Odiseo fuera absorbido por el remolino del Maelström, Calipso le recomendó navegar al comienzo de la primavera cuando las Pléyades se ocultan al atardecer, llevando a la Estrella Polar siempre a la izquierda de su nave, estrella a la que Homero denomina Osa, para guiarse después por Arcturus que tarda en aparecer, Od., C.V, v. 271-277. Ver fig. 5.

5.- Ocultación de las Pléyades y salida de Arturo

5.- Ocultación de las Pléyades y salida de Arturo

        Presumo que la escueta referencia de Homero a la Osa puede tener su origen en antiguas leyendas nórdicas por aquello de que “gira sobre sí misma”, cosa que efectivamente hace la osa animal cuando detecta el respiradero de la madriguera de una foca con su cría.

        Es sabido que la osa busca con ahínco a las crías de foca porque su grasa es la más eficiente para ser rápidamente transformada en leche con que amamantar a sus oseznos.

Oso Polar

Oso Polar

Para la correcta vinculación de la constelación “Osa Polar”, a la que otros llaman el “Carro”, con la osa animal agregó que es la única osa animal que nunca se baña en el mar. Se ve claro que usó un simple juego de palabras.


        Debido a que los griegos posteriores no conocían a las osas blancas polares y su técnicas de caza, inventaron la constelación de la Osa Mayor, que evidentemente no “gira sobre sí misma” por no estar en el centro de la bóveda celeste.


        Pienso que la tradición contada por Homero aludía a que la osa madre, que gira sobre sí misma, vigilaba con preocupación el horizonte por temor de que el oso macho, que deambula entre los bovinos para alimentarse de sus becerros, pudiera intentar matar a los oseznos que ella estaba amamantando. Es sabido que la osa madre no entra en celo mientras cría a su prole, por lo cual el oso macho no trepida en matar los cachorros con el fin de satisfacer sus instintos sexuales.

        De aquí que la expresión Boyero o Bootes no aludía a un hombre que guía a los bueyes sino a un oso solitario que merodea entre los bueyes uros para cazar sus crías. Esta referencia al oso macho o “Arktos” dio origen a “Arkturos”.

La mejor prueba para esta tesis la aportó Calímaco en sus versos yámbicos, al mantener la tradición de que habría sido Tales de Mileto quien introdujo en Grecia el conocimiento de que los fenicios usaban el Carro o la Osa como guía de navegación. Calímaco fue citado por Diógenes Laercio.

14.- ODISEO NO CONSTRUYÓ UNA BALSA SINO UNA ESPECIE DE CATAMARÁN

        Cuando Calipso informó a Odiseo su liberación por mandato de Zeus y que debería él mismo construir una (“skhedie”) o ligera embarcación, sin esperar ayuda de nadie, Odiseo pudo pensar que como hábil carpintero podría construir en breve tiempo una pequeñísima nave capaz de transportarlo a él y a sus bastimentos aprovechando el viento de popa prometido por Calipso. Para estos efectos empleó cuatro jornadas en cortar veinte abetos que por ser coníferas son de fuste recto y alto, livianos y fáciles de trabajar porque mediante cuñas se parten a lo largo siguiendo la veta con mucha facilidad.


        Presumo que pudo construir una embarcación semejante a las que hoy conocemos bajo el nombre de “catamarán” y que son usadas desde muy antiguo en el Océano Índico y similares a los dos cueros inflados de lobos de mar unidos por delgados maderos que usaban los changos de las costas desiertas del Norte de Chile para capturan los congrios que después salaban. Para ello habría sido necesario desbastar dos troncos que sirvieran de flotadores, cuidando de descortezarlos y redondear sus extremos de suerte que pudieran actuar como proas curvadas susceptibles de ser levantadas por las olas con gran facilidad. Con los abetos más delgados debió labrar los tablones que irían a formar la cubierta una vez unidos a los anteriores mediante recias clavijas ajustadas en los orificios preparados por medio del taladro.

Chango en su Catamarán


        Completó su aparejo mediante un entramado de mimbre que evitara que las olas lo salpicaran al reventar contra su barca e insertó un liviano mástil capaz de resistir la presión de una vela cuadrada apuntalada mediante sólidas cuerdas de cuero.

        Un sólido remo, a modo de timón, impedía que la barca fuera arrastrada a los acantilados de la costa.


        Estimo que la armazón construida por Odiseo no pudo ser una balsa como las usadas para atravesar ríos e impulsada por la corriente de éstos, toda vez que la dinámica hidráulica de la corriente del río es enteramente diferente a las ondulaciones del mar.

        Si Odiseo hubiese juntado diez troncos mediante tarugos de madera habría resultado un cuerpo de absoluta rigidez que las olas con sus altos y bajos habría destruido casi de inmediato.

 

        Thor Heyerdahl construyó la balsa “Kon-Tiki” amarrando los troncos mediante cuerdas vegetales de modo que éstos pudieran moverse con cierta independencia cuando las olas pasaban por debajo.


15.- LOS FENICIOS USARON UNA QUILLA LATERAL MÓVIL

        Generalmente en las costas son escasos los buenos puertos, de modo que en las primeras épocas el comercio se hacía desembarcando las mercaderías en las playas habitadas.

        Para esto eran necesarias embarcaciones de fondo casi plano de suerte que la quilla no constituyera un obstáculo para ello.

        Este es el motivo por el cual los fenicios navegaban usualmente a vista de costa y no porque sólo hubieran sido capaces de navegar a remo como ingenuamente se ha supuesto.


        En este acápite queremos explicar cómo los fenicios pudieron navegar en alta mar guiados por las estrellas e impulsados muchas veces por un viento contrario. Para que la nave avance casi en sentido contrario a la fuerza del viento es necesario colocar la vela en sentido oblicuo y tener una quilla que impida la derivación lateral de la embarcación.


        La mejor prueba de que los fenicios fueron capaces de navegar en alta mar y con viento de sentido contrario la podemos encontrar en el dibujo adjunto de un barco fenicio “dibujado por L. Haffner según la pintura de un sarcófago tebano de la XIII dinastía (hacia 1500 antes de C.)” y tomado de la “Historia Universal de las Exploraciones”, de Nougier y Beaujeu, Espasa-Calpe, 1967, fig. 6.

6.-Catamarán de Sri Lanka (antigua Ceilán)

        En este dibujo se observa claramente una estructura muy liviana hecha con un entramado de mimbre que va de proa a popa que, una vez bajada, puede quedar sumergida y en forma paralela al barco haciendo las veces de una quilla lateral, por lo cual debe ser colocada a sotavento.

        Esta construcción haría el mismo efecto que el ligerísimo balancín usado en las embarcaciones de los polinesios.

Catamarán Polinésico

Catamarán Polinésico

Inicio

Estadisticas


Contador de visitas