1.-Breve síntesis

Cuando descubrí que era posible vincular la geografía expresada por Homero en la Odisea con los accidentes geográficos existentes en el Círculo Ártico noruego, me quedó en claro que él tuvo que conocerlos personalmente navegando en algún barco fenicio.

        Como un periplo así tuvo que pasar del todo ignorado de los griegos del siglo V antes de J.C porque ellos navegaban solamente dentro del Mar Negro y Mediterráneo, sólo reconocieron a Homero su inmenso valor poético. De estas circunstancias saltó la evidencia de que la obra homérica podía ser reestudiada con éxito dado que la geografía no ha cambiado substancialmente en los últimos cinco mil años.


        Luego descubrí que los conocimientos geográficos de los fenicios pudieron llegar hasta Eratóstenes a través del mapa que éste llamó “antiguo” porque las distancias geográficas las hemos conocido a través de Estrabón y ellas corresponden a la realidad actualmente conocida, como lo demostré en mi investigación “Colón en la ruta de fenicios y cartagineses”, Santiago de Chile, 1992, la que no ha sido contradicha hasta ahora no obstante haber sido enviada a las principales bibliotecas extranjeras. Sólo fue recensionada por “Revista de Indias”, Madrid, 1995 y por “Revista General de Marina”, Madrid, mayo, 1993.


        Nos hemos atrevido a intentar una aproximación a la Protohistoria de nuestra civilización por cuanto la investigación no es una actividad hermética sino abierta a quienes se interesan por descubrir los hechos del pasado. La investigación es la llave de la Ciencia y ésta la afirmación de hechos positivos, demostrables a través de diferentes tipos de métodos.

         La investigación o Heurística es un arte y la obtención de consecuencias exactas obtenidas a través de la Hermenéutica forma la base de la ciencia histórica. De hechos conocidos se inducen verdades desconocidas. Serán otras personas quienes, con sus profundos conocimientos, deberán evaluar el valor de las conclusiones que hayamos alcanzado.

 

        Ninguna Universidad otorga el título de Historiador. La Historia es el juicio que la posteridad se forma del ayer, el cual puede ser observado desde muy diversos puntos de vista.


        Tras un estudio muy detallado de la cartografía de la ecumene que llegó hasta Eratóstenes y que ha permanecido ignorada por haber sido hasta ahora erróneamente atribuida a Ptolomeo, podemos demostrar que los fenicios ya se habían preocupado de levantar el mapa del extremo noroccidental de Europa.

Moskvint, Noruega

Moskvint, Noruega

        Esta deducción la hemos extraído al analizar los grabados hechos por Hefestos en el escudo de Aquiles a partir de la determinación del meridiano del lugar disimulada bajo la leyenda de Proteo, el Anciano del Mar.


        Algunos conocimientos cosmográficos de aquellos que permitieron levantar la cartografía empírica de China para posibilitar la construcción de la Gran Muralla, pudieron llegar como conceptos fragmentados hasta los sabios jonios habitantes de las costas e islas de Asia Menor en el siglo VI, como Tales de Mileto y Heráclito de Éfeso. Esto explicaría la muy vaga afirmación atribuida al segundo de ellos y que Platón puso en boca de Sócrates en su diálogo “Cratilo”, 401: “que los entes en su totalidad caminan y nada permanece” ; “onta ienai te panta kai menein ouden”). La palabra griega “onta” significa “seres” y es el plural de (“on”), “el que es”, “ser”, participio presente del verbo (“eimí”), “ser o estar”.

Inicio

Estadisticas


Contador de visitas